Sobre NAET


¿Qué es una alergia según NAET?


Los científicos del mundo médico siempre intentan entender la causa exacta y la naturaleza de las alergias, y no es probable que tengan la repuesta antes de varios años.

Desde el punto de vista de la medicina occidental, la alergia es una reacción exagerada del sistema inmunitario.

 

Con NAET, las alergias están consideradas a través de un enfoque holístico, fundado sobre los principios de la medicina oriental. Consideramos la alergia sobre todo como una condición de sensibilidad inusual de una persona frente a una o varias sustancias que, por otro lado, son inofensivas para la mayoría de las otras personas.

 

Para la persona alérgica, la sustancia alergizante (alérgeno), está percibida por el cerebro como una amenaza para el equilibrio del cuerpo, y así pues su bien-estar.

Por eso, según nuestro enfoque, una alergia se define según la manera que una sustancia dada puede afectar los flujos de energía del cuerpo.

 

Cuando uno entra en contacto con un alérgeno, éste acarrea bloqueos en las vías de energía llamadas «meridianos». De esto resulta una perturbación de los flujos normales de energía, a través de los «circuitos eléctricos» del cuerpo.

 

Entonces, los bloqueos de energía son susceptibles de provocar interferencias en la comunicación entre el cerebro y las diferentes partes del organismo, vía el sistema nervioso. Esta perturbación en el flujo de energía es la primera etapa de una cadena de acontecimientos que pueden transformarse en una reacción alérgica.

 

En consecuencia, las alergias son el resultado de desequilibrios de energía dentro del cuerpo, que engendran un estado de salud debilitado, pudiendo afectar a uno o varios sistemas y órganos.

 

NAET en la práctica

Se trata de un método indoloro, seguro y muy eficaz cuando se practica como es debido, y que no supone recurrir de manera alguna a recetas de medicamentos. El uso de la acupuntura es opcional pues se consiguen resultados idénticos por acupresión (digitopresión).

 

Además, la técnica kinesiológica que se utiliza para realizar las pruebas de alergia resulta ser sumamente fiable y precisa, y al mismo tiempo presenta el interés de un enfoque verdaderamente global ya que se puede descubrir si la alergia en cuestión está inscrita en el organismo a un nivel esencialmente físico, fisiológico o emocional, y hasta una combinación de estos criterios. A continuación se adapta el tratamiento en función de estos resultados, lo que aumenta todavía más su eficacia.

 

Una variante del método permite además realizar pruebas y tratar a pacientes muy frágiles, enfermos, minusválidos o en coma, o a lactantes y a niños pequeños con la misma eficacia y sin riesgo. En general solo se suele tratar un alérgeno a la vez, aunque los individuos muy sensibles puedan necesitar más adelante combinaciones de tratamientos específicos.


La muestra de alérgeno está representada por una solución líquida especialmente formulada para el tratamiento NAET y contenida herméticamente en un botecito de cristal (la conductibilidad del vidrio hace que transmita la carga electromagnética de su contenido).


Una sesión dura aproximadamente 30 minutos (10 minutos para el tratamiento y 20 minutos para que el paciente descanse permaneciendo en contacto con el alérgeno).

 

Este método no excluye ni rechaza ninguna otra forma de práctica médica y tiene la ventaja de no interferir con ningún tipo de tratamiento, sea cual sea. Por eso, se anima por ejemplo a los pacientes que sigan tomando todos los medicamentos que se les haya recetado todo el tiempo que quieran ya que esto no influye de ninguna manera en los resultados obtenidos con NAET.

 

El médico tendrá que comprobar con cuidado que ninguno de estos medicamentos sea un alérgeno para su paciente (en cuyo caso sería necesario un tratamiento específico para eliminar esta alergia).


Por lo tanto, el método NAET es compatible con todas las demás terapias a las que se puede asociar sin riesgo.

 

Su complementariedad con la alopatía se ilustra por ejemplo en los siguientes casos:

  • Pacientes con HIV tratados por triterapia: la combinación de medicamentos para dichos pacientes que tienen un sistema inmunitario deficiente son a menudo causa de alergias. Cuando se consigue eliminar estas alergias con NAET, el paciente aguanta mucho mejor su tratamiento.
  • Pacientes tratados con quimioterapia: pasa lo mismo: un tratamiento de quimioterapia con NAET reduce sensiblemente los efectos secundarios como náuseas, caída del pelo, etc.
  • Pacientes diabéticos insulinodependientes: numerosos pacientes desarrollan una alergia a la insulina, que se puede tratar con NAET. Gracias a esto mejora su estado general.