Categorías de los Alergenicos 


 

Cualquier sustancia puede ser susceptible de producir una reacción alérgica.

 

Un individuo es potencialmente alérgico a “todo cuanto existe bajo el sol, incluso al sol mismo”.

 

 

 

  • Inhalantes

La energía adversa proviene de una sustancia que es respirada. Puede manifestarse con síntomas como tos, neumonía, dolor en el brazo, estreñimiento, etc.

 

  • Ingestantes

La energía adversa proviene de una sustancia que es ingerida (alimentos, bebidas, medicamentos, vitaminas, etc.). Puede manifestarse con síntomas como migraña, síntomas gripales, sinusitis, asma, ciática, etc.

 

  • Contactantes

La energía adversa proviene de una sustancia que se toca o se esta cerca de su campo electromagnético. Penetra en el cuerpo a través de la piel (ropa, cosméticos, tejidos, muebles, libros, materiales de trabajo, plásticos, etc.). Puede manifestarse con síntomas parecidos al caso anterior.

 

  • Inyectantes

La energía adversa proviene de una sustancia que es inyectada en la piel, músculos, articulaciones o vasos sanguíneos (serum, antitoxinas, vacunas, picaduras de insectos, drogas, etc.). Puede manifestarse con síntomas como dolores en la planta del pie o en los talones, migraña, calambres abdominales, sangrado uterino,  disnea, etc.).

 

  • Infectantes

Los infectantes son alergenos que provocan una sensibilidad a un agente infeccioso, como una bacteria o un virus. Se introducen  en el cuerpo por distintas vías. Pueden manifestarse con síntomas leves como escozor o irritación cutánea y picor o una erupción infeccioso sobre la piel después de una inyección o en casos crónicos artritis, tos, bronquitis, eccema, dermatitis, autismo, problemas de atención, hiperactividad, colitis, etc.

 

  • Agentes físicos

Las personas sensibles puede presentar reacciones a diversos agentes físicos como el frío, el calor, la humedad, las radiaciones, el sol, etc. Puede manifestarse con múltiples síntomas y enfermedades, dolor en las piernas, dolor en la espalda, aumento de peso, reuma, gripe, etc.

 

  • Causas genéticas

La mayoría de personas heredan su sensibilidad alérgica de sus padres o abuelos. También los padres pueden transmitir la tendencia alergia a sus hijos a través de tóxicos, infecciones, etc. antes del nacimiento de su hijo. Puede manifestarse con síntomas como dolores lumbares, problemas cardiacos, cefaleas, asma, sordera, artritis, etc. Que pueden aparecer muchos años después.

 

  • Hongos y mohos

Los mohos y hongos constituyen una categoría especial ya que la posibilidad de entrar en contacto con ellos es muy variada. Pueden ser ingeridos, inhalados, tocados, inyectados. Pueden provocar reacciones locales o generales como cefaleas, migraña, tos síntomas gripales, sinusitis, bronquitis, asma, problemas genitales y urinarios, fatiga, insomnio, estreñimiento, diarrea, etc.

 

  • Factores emocionales

En el origen de síntomas físicos encontramos a menudo un trauma psicológico no resuelto. Todas las células del cuerpo son capaces de responder de manera física, fisiológica y emocional a nuestras actividades cotidianas. En caso de perturbación del flujo energético en los meridianos, puede haber un bloqueo de energía que provoque síntomas emocionales, físicos y fisiológicos, afectando a la zona más débil del organismo, como: cefaleas, tos, síntomas gripales, sinusitis, bronquitis, asma, prurito, manías, depresión, mal humor, fibromialgia, irritación, infección urinaria, fatiga, estreñimiento, diarrea, insomnio, etc.